Por la baja del petróleo, el país ahorraría 2.700 millones de dólares

La caída del precio abarató las importaciones. El gas licuado cayó 20% en septiembre y bajará el producto de Bolivia.

petrolero

Al momento de hacer las cuentas de fin de año, al Gobierno le sobrarán algunos millones de dólares que tenía previsto destinar a la importación de energía. Es un beneficio que no buscó, sino que lo obtuvo por la caída en el precio internacional del petróleo (aunque ayer el barril WTI subió 1%, hasta 56 dólares, está en los niveles más bajos de los últimos cinco años), que afecta también a los derivados, como las naftas, el fueloil y el gasoil. También al gas, que llega desde Bolivia y por barco bajo la forma de LNG (gas licuado). La Argentina es importadora de todos esos productos.

En septiembre, según los últimos datos oficiales, el país importó por barco 396,11 millones de metros cúbicos por 206,18 millones de dólares. En comparación con los 518,29 millones de m3 que trajo en el mismo mes del año pasado por US$ 343,92 millones, la caída en el precio es del 21 por ciento.

También en septiembre se importaron desde Bolivia 473,56 millones de metros cúbicos de gas por 178,68 millones de dólares, mientras que en el mismo período del año pasado compró 497,06 millones de m3 por US$ 189,73 millones, de manera que bajó uno por ciento. El ahorro, sin embargo, se profundizará en los próximos meses. Sucede que el precio del gas que viene del otro lado del río Pilcomayo se calcula sobre la base de una canasta de productos energéticos cada trimestre.

La recesión también hizo lo suyo para disminuir la importación de energía, principal responsable de la salida de dólares del país y, por lo tanto, del cepo cambiario. Sucede que las compras al exterior no sólo cayeron en precio, sino también en volúmenes, porque la demanda es mucho menor.

Según la consultora Elypsis, la caída en el precio del petróleo podría ahorrarle al país 2700 millones de dólares. El cálculo surge de considerar “el precio anual ponderado de un barril de petróleo Brent a un año corrido hasta octubre de 2014 [US$ 106,5 para importaciones y US$ 105,9 para exportaciones] y proyectando para los próximos 12 meses un barril en US$ 60, el déficit comercial acumulado se reduciría en 2700 millones de dólares, desde US$ 6100 millones a US$ 3400 millones. De esta forma, por cada dólar de baja del Brent, el déficit comercial energético anual mejora en aproximadamente US$ 57 millones”, explicó. Por eso, sentenció: “Aunque puede afectar el flujo de inversiones en Vaca Muerta, a corto plazo esto es buena noticia para la Argentina, importador neto de combustibles”.

Fuente: La Nación.

¿Qué opinas de esta nota?