Martín Lousteau presentó sus credenciales de embajador a Barack Obama en la Casa Blanca

El presidente estadounidense recibió a los diplomáticos enviados de 15 países.


 

El presidente de los EEUU, Barack Obama, junto al embajador Martín Lousteau.
El presidente de los EEUU, Barack Obama, junto al embajador Martín Lousteau.

El embajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, fue recibido ayer por la tarde junto a otros embajadores por el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca, en Washington, donde presentó sus credenciales diplomáticas.

Dos veces al año, la Casa Blanca organiza una ceremonia privada –esta vez fue en el Salón Oval de la Casa de Gobierno y no estuvo abierto a la prensa para recibir a los nuevos embajadores. Esta vez acompañaron a Lousteau, entre otros 15 diplomáticos, los representantes de Paraguay, Austria y Nueva Zelanda.

“En camino a reunirme con el presidente Obama”, tuiteó más temprano el líder de ECO. El mensaje sorprendió, ya que no había habido ningún tipo de comunicación oficial del encuentro.

Lousteau llegó el miércoles pasado a Washington sin su esposa, la actriz Carla Peterson, ni el hijo que tienen en común, quienes viajarían a mediados de febrero.

El economista y ex diputado nacional, que fue nombrado “en comisión” el 2 de diciembre pasado por el presidente Mauricio Macri, buscará durante su gestión un relanzamiento de las relaciones bilaterales tras una década de relaciones conflictivas.

Apenas se dio a conocer su designación, Lousteau había adelantado algunas de sus metas: “Hay que dejar de tener relaciones adolescentes con EEUU y con el mundo. En los noventa, Argentina tuvo una relación de enamoramiento, y con el kirchnerismo fue de enojo permanente. Vamos a recrear la percepción de nuestro país en el exterior”.

Tras una década de relaciones bilaterales tirantes, marcadas por la ambivalencia del kirchnerismo hacia Washington, la Argentina se encamina a una normalización que podría ser coronada con una reunión entre Obama y Macri a fines de marzo próximo, en la Cumbre de Seguridad Nuclear, que tendrá lugar en la capital estadounidense.

La canciller Susana Malcorra confirmó este viernes que el encuentro entre ambos presidentes es cada vez más posible e incluso detalló que podría concretarse a fines de marzo. El anuncio de la funcionaria tuvo lugar en el marco de su participación en el Foro Económico Mundial de Davos.

Fuente: Infobae

¿Qué opinas de esta nota?