Prat Gay sincero: “No están dadas las condiciones para que la inflación baje”

El Ministro de Hacienda y Finanzas consideró que si los cambios se aplican apresuradamente tendría su efecto sobre el empleo y la actividad económica. El funcionario expresó además que la administración de Mauricio Macri tiene por objetivo “eliminar el impuesto inflacionario”.


Alfonso Prat Gay, ministro de Hacienda
Alfonso Prat Gay, ministro de Hacienda

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, afirmó este viernes que “no están dadas las condiciones” para bajar rápidamente la inflación por considerar que esto tendría su efecto sobre el empleo y la actividad económica.

El funcionario expresó además que la administración de Mauricio Macri tiene por objetivo “eliminar el impuesto inflacionario”, que pesa sobre “12 millones de pobres”, “de a poco, porque la alternativa de bajarlo rápido implicaría despidos, ajuste fiscal y ajuste social”, informó La Gaceta de Tucumán.

Prat Gay formuló estos conceptos en el marco de su primera visita a la ciudad de San Miguel de Tucumán, donde se reunió con el gobernador Juan Manzur y con el intendencia capitalino Germán Alfaro, con quien encabezó un homenaje a la figura de su bisabuelo, Zenón Santillán.

El ministro de Hacienda confió que “esperemos que en dos años podamos bajar la inflación: hemos propuesto un programa fiscal, hay un programa monetario y tenemos un compromiso de prometer lo que podemos cumplir” y previendo al final del mandato, en el 2019, “la inflación sería del orden del 5%”.

“Queremos hacerlo más rápido, por supuesto, pero no están dadas las condiciones. Si lo hacemos será con el costo de menor empleo y menor actividad económico”, dijo, al tiempo que destacó el rol que tiene el Banco Central, que signó como “independiente” y con “herramientas para asegurarse de que puede ir de a poco cumpliendo la meta”.

Recordó que la meta inflacionaria oficial ronda el 20% al 25% para el 2016 y lanzó críticas para la política monetaria de la gestión kirchnerista: “El gobierno anterior tenía como estrategia económica la inflación, porque era un impuesto que a ellos les servía”.

“No lo legislaba nadie, pero redundaba en mejores recursos para el gobierno nacional, por supuesto expoliando a los que menos tienen, no es por otra razón que todavía en Argentina a pesar del crecimiento que hubo en la primera parte de la década pasada, hay alrededor de 12 millones de argentinos que viven bajo la línea de la pobreza”, explicó.

Según Prat Gay, “el impuesto inflacionario tiene que ver con eso” y ponderó la decisión del macrismo de “eliminar ese impuesto, pero hacerlo de a poco” para no generar “despidos, ajuste fiscal y social”.

Fuente: iProfesional.

¿Qué opinas de esta nota?

No hay comentarios