“El nuevo Miami”: Malls y casas de cambio colapsadas en Chile

Esta temporada, el país vecino está recibiendo un verdadero aluvión de turistas con “DNI albiceleste”. En total, cruzarán la frontera 1,7 millón de personas, marcando así un nuevo récord. Precios atractivos en alojamiento, gastronomía, indumentaria y electrónica, las claves de este furor.0019302713

A lo largo de la temporada alta de verano, que se extiende desde principios de diciembre hasta finales de febrero, cada 60 minutos, cerca de 800 argentinos en promedio estarán cruzando la frontera, en auto, micro o avión, para hacer turismo y también shopping en Chile.

A este ritmo, en total serán casi unos 20.000 turistas durante cada jornada, lo que totalizará, una vez que finalice la temporada, un récord histórico de 1,7 millón de personas que habrán elegido el país trasandino para descansar.

Los comerciantes chilenos, así como los empresarios vinculados con el rubro hotelero, inmobiliario y gastronómico, no salen de su asombro.

Observan que la “invasión” de turistas parece haber convertido a las calles de Santiago o a las playas de Viña del Mar o La Serena en una extensión más del territorio argentino.

Desde Despegar, una de las agencias más grandes del país, ya hacen referencia a Chile como la “nueva Miami” de la región, tal como viene dando cuenta iProfesional.

Básicamente por la interesante oferta en materia de gastronomía, alojamiento y shopping, a precios sustancialmente más bajos que en la plaza local.

Desde el propio Servicio Nacional de Turismo de Chile (Sernatur) hacen referencia a un verdadero “aluvión” de turistas con DNI albicelestes arribando a través de los aeropuertos o cruzando los pasos fronterizos.

Las estadísticas, de hecho, no hacen más que confirmar esta “invasión” que no registra precedentes: el número estimado de visitantes para el período diciembre-febrero (1,7 millón) se ubica casi 60% por encima de las cifras del verano de 2016, cuando se registró un ingreso de poco más de 1 millón de personas.

El boom de argentinos vacacionando en Chile luce más contundente si se traza una comparación con lo que sucedió, por ejemplo, en el verano de 2014, cuando fueron cerca 500.000 turistas los que traspasaron la frontera.

Es decir que en apenas tres temporadas, el flujo de visitantes que eligieron alguna playa o ciudad trasandina se disparó más del 200% (ver cuadro).

Para ponerlo en perspectiva, la cifra de 1,7 millón de turistas que viajarán entre diciembre y febrero, equivale a más del 70% de los argentinos que visitaron este destino a lo largo de todo 2016.

Esta tendencia -que convirtió al país vecino en la “meca” para el turismo- comenzó a gestarse a partir de 2010, cuando el número de visitantes en todo el año apenas superó el millón.

Como contrapartida, en todo 2016 se alcanzó el registro récord de casi 2,5 millones de personas. Y todo hace prever que en este 2017 volverá a romperse esta marca histórica.

A la hora de buscar las razones de este boom, tanto empresarios turísticos como economistas coinciden en señalar que actualmente comer, hospedarse y hacer shopping en la nación trasandina resulta mucho más económico que en la Argentina.

Este imán, difícil de contrarrestar, ayuda a explicar el porqué del aluvión, en un contexto en el que destinos domésticos más tradicionales, como la Costa Atlántica, hoy presentan niveles de ocupación que promedian el 60%, similares a los del verano pasado, que había sido catalogado como una temporada “mediocre”.

¿Qué opinas de esta nota?