Pedro Aznar, mil músicos en uno en su brillo a “Contraluz”

En el Auditorio Juan Victoria, el cantante y multi-instrumentista presentó su álbum “Contraluz” y renovó su idilio con el público sanjuanino en un show para el recuerdo.

Del tango al tecno, de la ranchera al bolero y del metal y el pop hasta el estilo renacentista. Así es Contraluz, el ecléctico disco que presentó Pedro Aznar anoche en el Auditorio Juan Victoria. Multifacético como pocos, el ex Serú Girán se movió como pez en el agua en los distintos géneros de su última placa y se fue ovacionado por el público local.

La primera parte contó con 18 temas, entre los que intercaló clásicos de su carrera con las canciones del disco de 2016. La colección de historias de Contraluz comenzó con “Sol de California”, un rock power que menciona a cuatro personajes fundamentales de la contracultura de los ´60: Aldous Huxley, Alan Watts, Joseph Campbell y Carl Jung. La apertura fue seguida de “Como un león” y el tema que le da título al disco, “Contraluz”.

El recital continuó con un “tríptico” de Ahora, el álbum de 2012, que inclulyó “Panteras de polvo”, “Par” y “Rencor”. Con “Mientes”, el hit que inmortalizó junto a Charly García, hizo cantar y aplaudir a sus fans, que alucinaron con la destreza del músico en el bajo.

Luego, Pedro se sumergió en el folclore con “La volvedora” y “Zamba de la luna llena” para volver al futuro con “La tríada”, “Domingo de verano” y “Por la vuelta”, una ranchera mejicana con una estética singular. “Refugio”, “Ultima pieza”, “Madrigal” y “Silos y máquinas” fueron otros de los temas de Contraluz con los que hizo gala de su gran versatilidad vocal e instrumental.

Con “Quebrado” encendió a un público que había permanecido atento a las novedades e impactó con “Caballo de fuego”, tanto por la contundencia musical de esta pieza, como por el mensaje crítico hacia la idea de evolución y progreso a cualquier costo.

El tema “Long way home” cerró la primera parte y se abrió la ronda de aplausos, silbidos y gritos para conseguir los esperados bises. En un regreso magistral, deleitó con otro de sus grandes covers: “Ya no hay forma de pedir perdón”. En sucesivas salidas, interpretó joyas del rock como “Karma Police”, de Radiohead, y “Come as you are”, de Nirvana. El cierre definitivo fue con “La pregunta” y “Waltzing Matilda”, una clásico del folclore australiano.

Con organización local de JC Producciones (Jhonny Castro Arnáez) y acompañado por Julián Semprini, Coqui Rodríguez, Alejandro Oliva y Federico Arreseygor, Aznar dejó el público rendido a sus pies, esperando un nuevo encuentro con uno de los grandes del rock nacional.

¿Qué opinas de esta nota?