Gestos que motivan a nenes con autismo

Adrian Wood estaba enseñando a su hijo Amos a dejar los pañales, pero tuvieron un incidente en un local de comidas.

Adrian Wood había tenido una jornada muy difícil. Era el tercer día en el que, con ayuda de un grupo de terapeutas, le enseñaba a su hijo Amos, de 3 años y medio, a dejar los pañales. Wood se dio cuenta cuando los especialistas miraban a su hijo con preocupación: no creían que fuera capaz de dejarlos rápido. Ella estaba preparada para todo. Amos es autista y tiene otras necesidades especiales y nunca tuvo ilusiones de que ese gran paso fuera una tarea sencilla.

Ese día, Amos tuvo, de nuevo, un accidente, pero esta vez no fue en su casa. “Puse a Amos en su silla con su manta y antes de que pudiera terminar de pedir la comida, él se escapó. Escuché a una empleada del restaurante preguntándole si se había tirado una bebida”, contó Wood en un posteo de Facebook que se hizo viral. La madre no tuvo más remedio que decirle la verdad al ver que los pantalones de su hijo estaban empapados.

“‘Está dejando los pañales, él tiene autismo y todavía no puede’, dije con los ojos llorosos”, contó Wood. Con una sonrisa, la mujer le dijo ella tenía un hijo de 2 años y que con paciencia, Amos lo iba a lograr. Agarró servilletas y limpió la silla y el piso que había mojado.

“Ese gesto fue un regalo. No juzgó, no levantó una ceja, fue gentil. La amabilidad en manos, palabras y en sus ojos. La amabilidad que se convirtió en aceptación y recordó a una madre que Amos es suficiente, a pesar de su manera de aprender”, contó Wood en el posteo.

Fuente: La Nación

¿Qué opinas de esta nota?