Un bebé sanjuanino nació con 425 gramos y se salvó MILAGROSAMENTE

Su madre atribuyó el milagro a SAN EXPEDITO.

“Iker nación con 26 semanas de gestación y peso 555 gr, luego bajño a 425gr, estuvimos internados con él durante 94 días en el Sanatorio Argentino, pero finalmente hoy podemos celebrar su primer añito de vida”, dijo Melisa.

Según contó Meli, todo empezó con dolores de cabeza constante y subas de presión durante el embarazo. “Los dolores de cabeza y la suba de presión hacían que mi bebé no creciera dentro de la panza, todas las semanas me hacía estudios, pero el 18 de abril la Dra. me dijo que ya no lo podíamos dejar un día más dentro de mi panza, y que si tenía una pequeña posibilidad de vivir, era fuera de ella”, detalló la mamá de Iker.

“En el momento que nació fue tan pequeñito que me cabía dentro de mi mano y aún siendo pequeño tuvo la fuerza suficiente para llorar y aguantar sin respirador hasta que lo llevarán a neonatología del Sanatorio. Cada día era crítico y un día lo veíamos sabiendo que no sabíamos si al otro día estaría con vida. Aprendimos muchas cosas y como si fuera poco a valorar la vida y a saber que los milagros existen y que con amor, fe y esperanza todo se puede. Hicimos muchas promesas a la Virgen de Lourdes, de Guadalupe y San expedito, que en su honor Iker lleva su nombre, ya que significa MÁRTIR”, según los padres del pequeño.

“Decimos que es un milagro de San Expedito, porque mi hijo nació el 18 y el 19 es el día del Santo”, expresó Melisa.

¿Qué opinas de esta nota?