La historia del joven que nació sin mandíbula y triunfa como rapero

El hip hop permite dar voz a quienes no tienen voz, dice Trap House. Es por eso que se acercó a Isaiah, alguien de quién no sabía qué esperar, pero que cuando lo conoció y se comunicó con él mediante mensajes de texto dijo: “Él puede hablar. Él no tiene ningún problema para hablar”.

Isaiah Acosta nació incapacitado de comer o hablar, y mucho menos de cantar. Es un adolescente que pasa su tiempo escribiendo poesía y letras de canciones, pero que nunca puede verbalizar. Sin embargo, él canta a través del rapero Trap House, quien actúa como su voz.

El cantante se ha convertido en su colaborador más cercano, cuenta la serie de YouTube Great Big Story.

“Nací sin mandíbula. No puedo hablar ni comer. Hablo por mensajes de texto. También soy bastante bueno en las expresiones faciales”, dice mediante un mensaje de texto Acosta, un compositor adolescente a quien, al nacer, los médicos le dijeron que no sobreviviría, y si lo hiciera no sería capaz de caminar. “Camino bien. Es hablar lo que no puedo”, sentencia con mucho sentido del humor.

Acosta siente que su voz está encerrada en su interior. Solo la música lo ayuda a sacarla, pero no puede hacerlo solo. “Siempre he escrito poesía y letras como una forma de expresarme. Pero luego permanecen conmigo, dentro de mí. Cuando conocí a Trap House, conocí a alguien que me ayudó a sacar mi voz”, cuenta el joven compositor.

El hip hop permite dar voz a quienes no tienen voz, dice Trap House. Es por eso que se acercó a Isaiah, alguien de quién no sabía qué esperar, pero que cuando lo conoció y se comunicó con él mediante mensajes de texto dijo: “Él puede hablar. Él no tiene ningún problema para hablar”.

Ser la voz de otra persona es un gran reto para Trap House como para cualquier otra persona que lo intente. “Pero Isaiah tiene tantas cosas que quiere decir, que encontramos una manera de hacer que funcione”, dice el rapero.

¿Qué opinas de esta nota?