Stella, una maestra sanjuanina que conmueve con su historia

Hoy celebramos el Día del Maestro y DIARIO MÓVIL lo festeja homenajeando a las personas que han dado su vida y su tiempos, por la educación de cientos de chicos. Stella Maris Acosta es docente hace 25 años, de los cuales 10 estuvo en La Planta.

“Estuve suplente 12 años de escuela en escuela, hasta tomar cargo como titular en La Planta. Como decía que era en Caucete, me parecía que era cerca. Pero la sorpresa fue al viajar. La primera vez fui con el Director de la Escuela Jorge Lozano, con quien compartí miles de experiencias. Nos juntamos en la terminal a las 9:00 de la mañana un 4 de abril de 2003”, manifestó Stella.

En diálogo exclusivo con DIARIO MÓVIL, la maestra indicó: “El viaje jamás terminaba, viajamos con dos compañeras más, ellos durmieron todo el viaje, yo no. Pasamos Caucete, la Difunta Correa, Bermejo, Laguna Seca, Marayes y nos dejó el colectivo de Socasa en la entrada de la huella. Nos estaba esperando una chata donde subimos y nos llevó a la escuela. Al llegar se veía el pueblo alrededor de la escuela, era todo de película, jamás vi algo así en mi vida”. Según detalló la maestra, a las 17:00 de ese mismo día y dijo: “Me tomé la vuelta sola por la huella, anduve 2 kilómetros de ripio y espere el Socasa que venía de La Rioja, hasta la terminal, llegué de vuelta a las 19:30 y me fui a mi casa, llegué y sólo lloré y no sabía qué hacer, podía renunciar y quedarme sin trabajo o seguir”.

“Mis compañeros se quedaban la semana, yo lo hacía todos los días hasta poder organizarme y así todo el año. Los próximos ya empecé a viajar más separado y más distanciado. Estuve 6 años de jornada simple y 4 años de jornada completa, daba clases en primero, tercero y sexto grado agrupados, los otros años se cambiaban según el cupo de alumnos. No había agua, ni luz cuando yo llegué me enseñaron a hacer fuego, cortar leña de la montaña, sacar agua de la pileta de la escuela, me enseñaron a usar velas y llamar por radio de la red oficial para comunicarme con mi familia cuando me quedaba en la escuela”, continuó relatando Stella.

Según contó la maestra son unos 60 alumnos los que van, de nivel inicial de 4 y 5 años, niños de primer a sexto grado y casi 8 alumnos de la secundaria rural de primero, segundo y tercer año. “Durante 6 años vi a esa gente sin luz, sin agua, sin gas, levantándose temprano y acostados a la entrada de la noche. Fui testigo de una muerte de Don Guido que se pegó un tiro con un escopetazo, vi cosas de todo tipo”, dijo la “SEÑO”.

“Ahora soy madrina de Agustín, de 9 años, con él tengo comunicación, al igual que con sus familiares, con el paso de los años hice una suplencia como directora, fue por 8 meses. Al tiempo le cambié el cargo a una docente de Santa Lucía, ahora estoy ahí, desde hace ya 4 años”. La seño que pasó 10 años en la escuela de La Planta, contó que las familias que viven ahí no tienen agua y manifestó que hace unos días fui a la escuela con un grupo de ayuda, fueron además para el Día del Niño y después de 4 años volvió a verlos. “Fui feliz, porque pude volver a abrazarlos y entre risas y llantos todo fue muy emocionante”, expresó Stella Acosta.

¿Qué opinas de esta nota?